El mismo software instalado en nuestro navegador puede servir para más de una extensión. Lo que debemos tener en cuenta es que cada extensión debe tener un correo vinculado, de manera que deberemos tener tantas cuentas de correo como extensiones, pudiéndose utilizar bajo el mismo navegador