En el panel principal de llamada aparecen los iconos de “fijo” y “móvil”. Al seleccionar uno de ellos, se activa el dispositivo en cuestión, para la emisión y recepción de llamadas. Es decir, al pulsar sobre el icono de “fijo” todas las llamadas emitidas y recibidas se atenderán desde el teléfono fijo, y al pulsar sobre el icono de “móvil”, todas las llamadas enviadas y recibidas deberán ser atendidas desde el teléfono móvil vinculado a Phone-C.

Este escenario es muy recomendado para casos en los cuales no contamos con micrófono y audífonos asociados al ordenador.